Vie, 28 Jul 2017 | 13:46 hs.

[ 09.03.2017 10:09 ]  » 

Vuelve el fútbol: Vélez recibe a Estudiantes en la reanudación del torneo

 Luego de tantas idas y vueltas, la pelota comienza a rodar. Desde las 21, el Fortín de Liniers, urgido por los promedios, recibirá al pincharrata platense en el estadio José Amalfitani , con Andrés Merlos com árbitro.

 El torneo de fútbol de Primera División se reanudará hoy con el partido entre Vélez Sarsfield y Estudiantes de La Plata, por la 15ta. fecha, luego de 80 días intensos, con miles de reuniones, fechas reprogramadas y mucha incertidumbre.

Vélez y Estudiantes jugarán desde las 21 en el estadio José Amalfitani de Liniers, para comenzar a llenar el vacío que comenzó el pasado lunes 19 de diciembre.

El certamen que lidera Boca Juniors con 31 puntos debió reanudarse el pasado 3 de febrero pero ya desde fines del año se advirtió que no iba a ser posible.

Al día siguiente del último partido, Tigre y Atlético Tucumán en Victoria, el titular del Comité de Regularización de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Armando Pérez, fue internado por un cuadro de trombosis pulmonar, en medio del reclamo de los clubes por el atraso en el pago de la última cuota del programa Fútbol para Todos.

La deuda de los 350 millones de pesos que debía cancelar el Estado nacional, encargado de financiar los derechos de televisación del fútbol desde 2009, fue el punto de inicio del conflicto que generó la demora en el reinicio.

En los primeros días de enero comenzaron los primeros conflictos que daban cuenta de que el regreso del fútbol de la máxima categoría -y también del resto- entraba en un laberinto sin salida.

El primer plantel que no arrancó la pretemporada por deudas salariales fue el de Unión de Santa Fe, pero luego copiaron la medida los jugadores de Newell's Old Boys de Rosario, Banfield, Gimnasia y Esgrima La Plata, Olimpo de Bahía Blanca y Quilmes.

En medio de las promesas de los dirigentes, los futbolistas volvieron a trabajar pero el gremio (Futbolistas Argentinos Agremiados) atendió el reclamo e inició las gestiones en el Ministerio de Trabajo de la Nación.

La primera audiencia fue el 3 de enero y el comunicado que difundió el gremio que encabeza Sergio Marchi avisó que "en las actuales condiciones será inviable la reanudación de la actividad".

Mientras los equipos realizaban la pretemporada y trabajaban sin fecha confirmada, los dirigentes del fútbol argentino realizaban diariamente "reuniones claves" para resolver la crisis, aunque en definitiva no había soluciones concretas.

Un día después de la fecha programada para el reinicio y en medio de la incertidumbre se disputó un encuentro oficial y fue la final de la Supercopa Argentina que conquistó Lanús tras vencer a River Plate por 3-0 en el estadio Ciudad de La Plata, con público de ambos equipos.

En febrero, los dirigentes aprobaron el nuevo estatuto y la rescisión del contrato de Fútbol para Todos, condición impuesta por el Gobierno para girar el dinero adeudado. El conflicto parecía llegar a su fin, pero en el medio se metió el gremio de futbolistas para anunciar un paro.

En un hecho histórico, los futbolistas se reunieron y acordaron cesar tareas hasta que se salden las deudas de todos los futbolistas que, en el peor de los casos, ascendía a cuatro meses.

El 2 de marzo, un día antes de una nueva reprogramación para la 15ta fecha, el Estado nacional confirmó el giro de la plata pero los jugadores ratificaron el paro -aún con la conciliación obligatoria que dictó el Ministerio de Trabajo- y anunciaron que recién volverían a jugar con el dinero en el bolsillo.

AFA apercibió a los clubes con posibles sanciones si no presentaban equipo y los dirigentes plantearon la posibilidad de jugar con equipos juveniles pero finalmente se dio una nueva marcha atrás y el regreso del fútbol se volvió a postergar.

Con el dinero ya depositado en la cuenta de Viamonte 1366 y posteriormente a la de los clubes, la idea del reinicio de la actividad se reflotó. Con los 305 millones de pesos que giró el Estado (la cifra se redujo por una serie de descuentos impositivos) más el aporte de capitales privados (televisión y empresa patrocinadora) se llegó a una cifra cercana a lo pretendido por el gremio para levantar el paro.

Empero, con el regreso de la actividad la calma no reinará en el futbol argentino ya que las luchas por el poder no cesan con la fecha de elecciones pautada para el 29 de marzo.

Por el momento, solo Claudio "Chiqui" Tapia, titular de Barracas Central, presentó los avales para ser candidato, pero River Plate, San Lorenzo y Vélez Sarsfield elevaron una nota para atrasar las elecciones y unir fuerzas con el objeto de presentar otra lista para competir por la Presidencia de la AFA.

Además, en los próximos días se resolverá qué empresa (MediaPro, ESPN o Turner-Fox) ganará la puja por los derechos audiovisuales del fútbol argentino a partir de la próxima temporada.

newsletter

Toda la informaci�n
en tu casilla de email. Suscribite