Dom, 20 Ago 2017 | 12:23 hs.

[ 18.05.2017 09:44 ]  » 

Se acercan los cambios en el tenis y se abre la polémica: entre el marketing y la tradición

 La ATP intenta buscarle la vuelta para hacer del deporte de la pelotita amarilla un poco más redituable para las exigencias de los tenistas también de los propios televidentes y en especial para las empresas que organizan las transmisiones.

 Otra vez los gordos y los que manejan la torta que mueve al tenis mundial, intentará darle un giro al estilo ultra conservador que tiene el tenis mundial, y que de igual manera sigue cautivando a millones de personas en todo el mundo, tanto en un court como delante de un televisor. La cuestión es que la ATP presentó una serie de medidas para hacer al deporte blanco, algo más mecánico, más predeterminado, con estilo NBA.

Claro, es difícil pensar que un espectador televisivo puede quedarse delante de la pantalla por más de cuatro horas, salvo algunas excepciones. Esta franja es solo para fanáticos. La intención de la ATP es que estas medidas se utilizarán en en Masters Sub 21 que se jugará en Milán en el mes de noviembre con la presencia de algunas de las estrellas del circuito profesional como Alexander Zverev, Borna Coric y Frances Tiafoe.

¿Cuáles son estos cambios?
Afuera los sets al mejor de seis games y al tie break. Los encuentros se desarrollarán al a cinco sets al mejor de cuatro games. El primer jugador que consiga cuatro games ganará el set y en caso de empate en tres, habrá un tie-break. Los partidos serán al mejor de cinco sets. En el marcador del game no existirá la ventaja luego del deuce, es decir que el juego se definirá al siguiente punto (sin los dos tantos de diferencia). En ese punto, la elección del lado del saque queda a cargo de quien recibe.

No habrá entrada en calor extendida. Los partidos comenzarán cinco minutos después de que el segundo jugador entre en la cancha.

Al mejor estilo NBA, NHL, dentro del court habrá un reloj. Se colocará un reloj en la cancha para que se respete la norma de 25 segundos entre punto y punto, los descansos entre set y set, y los tiempos médicos.

Sin la regla del let. Cuando el saque de un jugador toque la red y pique en el cuadro de servicio rival, no se detendrá el punto. Actualmente, cuando eso sucede se repite el servicio correspondiente. Acaso la más polémica. En el tenis, pegar la bola lo más limpia posible para iniciar el juego es la clave.

Contacto con el coach. Prohibido hasta el momento en el circuito masculino, se permitirá a los jugadores comunicarse con sus entrenadores "en ciertos momentos del partido, aún por determinar". En el WTA Tour ya está permitido.

Libertad para el público. El ingreso de los espectadores a un partido está limitado a los descansos, pero en el Masters habrá una política de "movimiento libre" por el estadio, salvo en las cabeceras.

Atención médica. Sólo estará permitido un pedido de asistencia médica para cada jugador en un partido.

¿Qué sucederá? Habrá que esperar. Los cambios nunca son bienvenidos, hasta que se puedan ver los resultados. En el circuito ya se había intentado acortar los sets y no hubo resultados. También se implementó el Round Robin (ronda de grupos, al estilo mundial de fútbol), que fue un fracaso total.

En la disciplina de dobles ya se utilizan algunas de estas modificaciones, sin embargo no entran en la grilla de programación de los canales deportivos.

Los tenistas piden un aumento en los premios. La publicidad es la única que puede alimentar estos pedidos, a cambio de transmisiones más cortas. Pasarán años para que se puedan ver todos estos cambios, pero el primer paso esta dado.

newsletter

Toda la informaci�n
en tu casilla de email. Suscribite