Dom, 20 Ago 2017 | 12:36 hs.

[ 03.07.2017 11:09 ]  » 

La idea fija de la mafia:El Presidente volvió a cuestionar a los juicios laborales

 Con el objetivo de impulsar una reforma laboral, Mauricio Macri retomó su ataque a los abogados y jueces del trabajo. Los señaló como responsables de los problemas que enfrentan las pequeñas y medianas empresas y sus trabajadores.

 En un nuevo capítulo de su avanzada contra los derechos de los trabajadores, el presidente Mauricio Macri volvió a referirse a la supuesta “mafia de los juicios laborales”, que “daña” y lleva a la quiebra a las pequeñas y medianas empresas, y finalmente “los empleados pierden su trabajo”.

No es la primera vez que el Presidente usa ese argumento para atacar al fuero laboral. En la asunción de Jorge Faurie como canciller, habló de una “mafia de los juicios laborales” y le apuntó directamente al titular del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Héctor Recalde, quien tiene una reconocida trayectoria como abogado laboralista. Macri dijo entonces que hay “un grupo de estudios laboralistas, que por suerte son una minoría” y “un grupo de jueces, minoritario, laboralistas, conducido por Recalde” que “le han hecho mucho daño a la Argentina”.

Ayer, en una nota que publicó en el diario cordobés El Puntal, Macri volvió a la carga en la ofensiva que tiene por objetivo forzar una reforma laboral regresiva, para la cual los magistrados del fuero laboral son considerados un escollo por el oficialismo.

En la nota, el Presidente afirmó que decidió “combatir la mafia de los juicios laborales, que tanto daño les hacen a las pequeñas empresas y a sus trabajadores”. Y siguió: “En nuestro país hay muchísimo talento. La creatividad de los argentinos es reconocida en todo el mundo, pero durante mucho tiempo faltaron reglas claras y un contexto que estimulara la innovación. Impuestos altos, trámites interminables, créditos inaccesibles; los últimos años fueron difíciles, en especial para las pequeñas y medianas empresas”, afirmó Macri, quien omitió referirse a los tarifazos y la devaluación entre los principales problemas que tuvieron que afrontar las Pymes desde que gobierna Cambiemos.

“Una pyme que cierra sus puertas no vuelve a abrir más y los empleados pierden su trabajo”, argumentó, en el marco de un nuevo capítulo de la campaña contra la Justicia del trabajo. El Presidente exhortó a quienes todavía no se hayan anotado en el registro oficial de las Pymes: “¡Anímense!. Es cuestión de inscribirse en la página web del Ministerio de Producción para empezar a soñar con el próximo paso, con el crecimiento de sus proyectos”.

“Sabemos que para que cada vez haya menos pobreza en el país no hay recetas mágicas: lo más importante es generar trabajo de calidad, ese que te hace sentir orgulloso porque sabés que con tu participación estás haciendo un aporte”, manifestó Macri, aunque no dijo cómo se haría eso, en un contexto de economía en baja y sin la promocionada “lluvia de inversiones”.

El Presidente aseguró que su gobierno está “sentando las bases para hacer crecer a la Argentina de manera sostenida. Estamos haciendo lo que hay que hacer y no se hacía para que cada vez más argentinos tengan la oportunidad de desarrollarse y hacer realidad sus metas”. “Tenemos un potencial enorme, las posibilidades son infinitas y empezó una etapa llena de oportunidades. Sigamos trabajando con el mismo entusiasmo, porque con la suma de lo que hace cada uno, crecemos todos”, se entusiasmó Macri, en tono de campaña electoral, sin brindar ningún dato concreto.

newsletter

Toda la informaci�n
en tu casilla de email. Suscribite